martes, 24 de febrero de 2015

BAREMO

Me debo a la escritura, no baremo el daño. He echado un vistazo atrás, despacio. Las etapas no me pesan pero tampoco me hacen libre, cada día me cuesta mas respirar. Antes caladas inocentes en el frescor de la noche corrompida, hoy bocanadas para ahuyentar el miedo en tardes tristes. Y es que puede que sea verdad que la inocencia nos hace felices, libres. Ahora me asusta el volumen, antes recitaba: 'ningún volumen es suficientemente alto'. Estoy hablando conmigo misma, intentando ordenar esta etapa, intentado respirar,respirar lentamente. Antes hilaba las palabras sin temor a escribirlas erróneamente, antes todas tenían un significado en común con el final, antes el final rozaba la ultima parte libre del folio. Pero antes era antes y ahora es otro. Balanzo el caos de un tiempo y otro. Todo es mucho mas fácil ahora claro, pero me cuesta tanto retomar esto...
Antes era valiente, antes amaba.
Ahora como cobarde niego lo que amaba, por miedo a que suceda lo que antes deseaba.
Antes era un alma y hoy soy dos;
me olvide de ella y ahora me provoca temor.