viernes, 11 de septiembre de 2015

¿Anclada al pasado?

Cuando escribir me salva,  porque ya no me salva el pasado.  Sólo pensar en ello no es suficiente,  cuanto hemos cambiado... la vida nos ha obligado a vivir a su lado,  aunque aveces sigo pensando en morir a tu lado.  Pensaba que todos sentían lo que yo sentía y me he equivocado,  tan combustible para un mundo protegido de  su mismo ser,  incorruptible... pero corromperse debería ser un verbo positivo,  encontrar tu ser... Y si pienso en el pasado no es por ellos,  ni por el,  pero recuerdo levemente cuando descubrí el otro lado de estas cosas que te narro,  cuando descubres lo que eres y para que estas aquí,  tus intereses,  tus gusto,  tus placeres y la satisfacción de poder responder  cuando alguien te pregunta: ¿que es lo que te gusta?  Todo iba sobre ruedas,  todo fluia... y tenías unas ganas desesperadas de crecer y ahora... como en el pasado también decia,  bendita inocencia,  pero no pasa nada,  hay que construir para poder vivir como quieras,  entonces sigo en mi marcha,  pero era bonito cuando pensaba que duraría para siempre,  aún lo sigo pensando aveces,  sino me mataría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario