viernes, 11 de septiembre de 2015

¿Anclada al pasado?

Cuando escribir me salva,  porque ya no me salva el pasado.  Sólo pensar en ello no es suficiente,  cuanto hemos cambiado... la vida nos ha obligado a vivir a su lado,  aunque aveces sigo pensando en morir a tu lado.  Pensaba que todos sentían lo que yo sentía y me he equivocado,  tan combustible para un mundo protegido de  su mismo ser,  incorruptible... pero corromperse debería ser un verbo positivo,  encontrar tu ser... Y si pienso en el pasado no es por ellos,  ni por el,  pero recuerdo levemente cuando descubrí el otro lado de estas cosas que te narro,  cuando descubres lo que eres y para que estas aquí,  tus intereses,  tus gusto,  tus placeres y la satisfacción de poder responder  cuando alguien te pregunta: ¿que es lo que te gusta?  Todo iba sobre ruedas,  todo fluia... y tenías unas ganas desesperadas de crecer y ahora... como en el pasado también decia,  bendita inocencia,  pero no pasa nada,  hay que construir para poder vivir como quieras,  entonces sigo en mi marcha,  pero era bonito cuando pensaba que duraría para siempre,  aún lo sigo pensando aveces,  sino me mataría.

lunes, 1 de junio de 2015

Atras/Adelante

Estoy cómoda en el silencio, es simple, pero a veces no es tan simple, son esos sonidos, colocados de forma estratégica en la gravedad y que inundan mis venas, de echo es lo único que corre por ellas. Atrás dejo otras cosas que me entorpecieron mas que me aportaron . Ahora empieza el calor, espacios libres y mi cuerpo desnudo en cualquier lugar se hace casa. Pero no dejo nunca de recordar mis ojos mirando como enfrentados al espejo, a mi propio reflejo, mi cuerpo alborotado saltando y mi corazón incendiado por aquel placer a la vez que pecado, esa farola alumbrando los charcos de agua de aquella calle, nombre propio, solitaria en medio del estrés, que me ha resguardado por años y aunque todos esos sentimientos se hayan largado, sigue quedando un sentimiento que me susurra despacio: vuelve...

martes, 24 de febrero de 2015

BAREMO

Me debo a la escritura, no baremo el daño. He echado un vistazo atrás, despacio. Las etapas no me pesan pero tampoco me hacen libre, cada día me cuesta mas respirar. Antes caladas inocentes en el frescor de la noche corrompida, hoy bocanadas para ahuyentar el miedo en tardes tristes. Y es que puede que sea verdad que la inocencia nos hace felices, libres. Ahora me asusta el volumen, antes recitaba: 'ningún volumen es suficientemente alto'. Estoy hablando conmigo misma, intentando ordenar esta etapa, intentado respirar,respirar lentamente. Antes hilaba las palabras sin temor a escribirlas erróneamente, antes todas tenían un significado en común con el final, antes el final rozaba la ultima parte libre del folio. Pero antes era antes y ahora es otro. Balanzo el caos de un tiempo y otro. Todo es mucho mas fácil ahora claro, pero me cuesta tanto retomar esto...
Antes era valiente, antes amaba.
Ahora como cobarde niego lo que amaba, por miedo a que suceda lo que antes deseaba.
Antes era un alma y hoy soy dos;
me olvide de ella y ahora me provoca temor.

viernes, 9 de enero de 2015

De otra manera.

Cuando falta la consumicion y sobra consciencia y queda cerca el techo pero no de aquella manera y notas los sonidos claros pero no de aquella manera y ves las luces que parpadean y no de esa manera. Y falta algun que otro sonido y tus piernas no saben llevar el ritmo del techno del local, porque estas tan amoldado a sentir estas cosas de una manera irreal y buscas la puerta de entrada de una manera que no vas a encontrar, solo de aquella manera. Aun asi no debes dejar que tu mente deje que tus piernas flaquen antes sonidos sin sustancia. Puede que llegues a entenderlos de otra manera.